El asilo del páramo – Curtis Garland
Español , Intriga , Novela , Terror/ 6 diciembre 2017

El asesinato de Saint George Street fue un hecho tan sanguinolento como ruidoso. Ocurrió justamente al lado de un pub tan conocido y pintoresco como The George, que ocupaba por entonces ya el número 180 de dicha calle. El crimen tuvo lugar en el número 178, por entonces una respetable y discreta casa de huéspedes, con una tienda de viejos libros usados en su planta baja. La circunstancia de que la víctima del suceso fuese una mujer, y una mujer muy atractiva, por añadidura, prestó mayor sensacionalismo al hecho. La prensa «amarilla» de Londres, bastante numerosa a la sazón, hizo su agosto en pleno invierno, como a algún chistoso poco imaginativo se le ocurrió comentar, con las ediciones especiales dedicadas al horrible suceso. Lo cierto es que los ilustradores de la época, conocedores del gusto de su público por la información espeluznante, llenaron las primeras planas de semanarios de sucesos impresos en papel amarillo con dibujos realmente estremecedores allí donde la incipiente fotografía no llegaba con su realismo más prudente y sosegado.

Morgana – Curtis Garland
Español , Intriga , Novela , Terror/ 2 diciembre 2017

Y es como si ella desapareciera, se alejase en la oscuridad sin fin, hasta fundirse con las tinieblas de un más allá que no distingo, pero que adivino. Entonces concilio el sueño con más tranquilidad. Me duermo profundamente, aliviado y sereno. Pero a veces, implacablemente, la sombra de Aysgardfield vuelve a mis pesadillas. Y yo vivo otra vez, en ese sueño inagotable y repetido, un retorno imposible al lugar al que sé que ya nunca volveré realmente mientras viva.

¿Y después de morir…? – Curtis Garland
Español , Intriga , Novela , Terror/ 28 noviembre 2017

La luz era ya un resplandor que nos envolvía. Supe que estaba a punto de atravesar la última frontera, de penetrar en lo eterno. Acaso de verme ante él. Ante Dios. Rodeado por todos mis felices parientes y amigos, con la misteriosa y bellísima Hazel guiándome con todos los demás, como si me conociera de toda la vida, pisé el umbral de la Eternidad.

Ángeles, llorad sangre – Curtis Garland
Español , Intriga , Novela , Terror/ 26 noviembre 2017

El hacha cayó con violencia. Las dos cabezas saltaron bruscamente de los cuellos de sus respectivos dueños, segadas de forma brutal por la afilada hoja del instrumento. Un caudal espeluznante de sangre brotó de las carótidas cercenadas. La muchacha pelirroja profirió un agudo grito de terror, con sus dilatados ojos fijos en la espantosa escena, y retrocedió, angustiada, mientras el asesino se volvía lentamente hacia ella, con mirada desorbitada y expresión demoníaca en su feo, horrendo rostro mutilado por el ácido. Aquella faz de gárgola medieval, crispada y deforme, reflejaba toda la maldad del mundo. La mano engarfiada que sujetaba el hacha tinta de sangre parecía la garra de una fiera demoníaca.

Sangre en un cráneo – Curtis Garland
Español , Novela , Terror/ 4 noviembre 2017

—¿Qué vio, señorita? ¿Qué puede ser peor que un nuevo cadáver bañado en sangre? —Era…, era la calavera… —¡La calavera! —Les juro que era cierto. No me creerán, pero…, ¡pero vi un cráneo humano, moviéndose por el suelo, como si estuviese vivo…, alejándose de la mujer muerta! ¡Luego vino hacia acá, como persiguiéndome a mí! ¡Era un cráneo, una cabeza descarnada y horrible, dotada de movimiento, de vida! ¡Les juro que era eso! —Absurdo, por Dios —rechazó él, pálido, pero con gesto incrédulo—. Sin duda, su imaginación le jugó una mala pasada… No pudo ver un disparate así… ¡Es imposible! —¡No lo es! —clamó ella, exasperada—. ¡Lo vi tan claramente como ahora les veo a ustedes dos! Es más, cuando oí la rotura de vidrios abajo, y sentí sus pisadas, su modo de aproximarse hasta aquí… estaba segura de que no era un ser humano moviéndose por mi casa…, sino la propia calavera andante…

Míster Macabro – Curtis Garland
Español , Novela , Terror/ 2 noviembre 2017

Era como un profundo, sibilante jadeo, el sonido de una voz inhumana o acaso de una bestia desconocida. Un arrastrar siniestro llegó del fondo del oscuro sótano. Todo el sótano olía a humedad, a abandono. Y a algo más. Algo que, de momento, no logró identificar, pero que le causó profundas náuseas. Luego, comprendió que era el hedor de la propia Muerte, el fuerte olor nauseabundo a carne putrefacta, a corrupción, a hediondez… Descubrió primero a ella, encogida, petrificada, con ojos dilatados de horror, allá en un rincón del sótano, tras unos quinqués hechos añicos y de una lata de queroseno volcada. El color de su rostro, de sus manos temblorosas era níveo. Tenía motivos para sentir terror, para mostrar aquel rostro despavorido, aquella mirada extraviada, fija en el horror viviente que se movía hacia ella… Si es que «aquello» era, en realidad, un ser viviente y no un cadáver ambulante, un cuerpo corrompido, surgido de la tumba, regresando de la Muerte…

Los vampiros nunca mueren – Curtis Garland
Español , Novela , Terror/ 2 noviembre 2017

—Sí, señor —asintió Carpenter, ausentándose, tras dirigir una mirada inquieta al gran bloque de hielo, que Bjorn y el comandante conducían, ahora, hacia el mayor edificio del campamento, el destinado a conservar los alimentos y medicinas de la expedición. —Es curioso… —Oyó Carpenter comentar a alguien, mientras se encaminaba al edificio de las cocinas, en busca del inglés Miller y el americano McKern—. ¿Habéis visto a ese tipo sepultado en el hielo? Yo me decía, apenas le vi, que me recordaba a alguien, pero no sabía a quién… Ahora me he acordado, y no deja de ser gracioso, muchachos. ¿Sabéis a quién me recuerda el desdichado? Nada menos que a Drácula… Carpenter no pudo reprimir un repentino escalofrío, aunque no dejó de caminar hacia las cocinas, situadas al otro extremo del campamento…

Las ratas están locas – Curtis Garland
Español , Novela , Terror/ 2 noviembre 2017

Fue una extraña invitación. Al principio, era imposible imaginar su verdadera naturaleza. En realidad, hubiera sido imposible aun después, llegar a suponer lo que se ocultaba tras ella. Era algo rara, eso sí. Pero por el momento, nada más. Cuando recibí el tarjetón dentro de su sobre lacrado, pensé en cualquier otra cosa menos en lo que realmente era. Un amigo mío iba a casarse pronto, y no había concretado aún la fecha. Imaginé que sería el anuncio de su boda. O algo parecido. Abrí el sobre con la indiferencia habitual en la tarea, ya que uno es un periodista que igual escribe de sucesos que de política o ecos de sociedad, además de emprender largos viajes en busca de la noticia, como corresponsal. Por regla general, era invitado tantas veces, que la mayor parte de esas invitaciones quedaban olvidadas por completo, o asistía un interino en mi lugar. Mi primera sorpresa fue cuando empecé a leer el tarjetón impreso. Su texto era sorprendente.

La leyenda de la bestia – Curtis Garland
Español , Novela , Terror/ 2 noviembre 2017

—La Bestia… Dios mío, no puede ser posible… ¡No puede ser! Pero instintivamente sus ojos se dirigieron a un punto de su gabinete donde un reflejo del sol nublado, filtrándose entre los cortinajes, hacía brillar extrañamente unos ojos de vidrio de color rojizo. Unos ojos que, sin embargo, nada reflejaban, porque eran sólo cuentas de vidrio en una figurilla situada encima de una repisa. Una figurilla de extraña, atroz fealdad. En cuya peana o soporte de madera se leía sobre una pequeña placa de plata el nombre grabado: «LA BESTIA DE LOS BOSQUES DEL NORTE DE CALIFORNIA» Richard Graves, repentinamente, parecía sentir miedo de algo. Sus ojos no se apartaban de las dos cuentas de rojo vidrio que eran los ojos de aquella abominable figura…

El pánico invisible – Curtis Garland
Español , Novela , Terror/ 31 octubre 2017

—George, ¿por qué hiciste vaciar la sepultura de tu primo Duncan? —preguntó de repente—. ¿Te lo ordenó su hijo, acaso? Algo ocurrió en George. Se irguió, asustado. Sus ojos se desorbitaron. Comenzó a temblar. Miraba en torno, como si el visitante no le importara. Otra vez aquel vago terror a lo desconocido, mencionado por el psiquiatra, asomaba a su rostro. —No, no… —jadeó—. No puedo hablar… ¡No debo hablar! Nadie debe encontrar jamás al hijo de Duncan… Lo sé, Duncan, ¡lo juro! ¡No, no te acerques a mí! ¡No me pinches con alfileres! ¡No me toques, no me tortures más! ¡Duncan, por el amor de Dios! ¡Perdón, perdón! ¡Juro que me arrepiento! ¡Me arrepiento de haber reclamado tu cuerpo para quedarme con tus cosas! ¡No, Duncan, no! Déjame solo… ¡No oprimas mi cuello, no me asfixies, por el amor de Dios…!

Cargando…